0

El token de RobotEra, TARO, está en el punto de mira. ¿Por qué?

 

RobotEra es un nuevo proyecto con ideas interesantes. La empresa pretende crear un metaverso de construcción de planetas. Los jugadores se convertirán en robots. Obtendrán recursos del planeta y gestionarán su propia tierra a través de ellos. Además, los participantes en el juego podrán crear compañeros robots, y juntos formarán parte de un nuevo mundo.

La plataforma RobotEra permite a los jugadores crear todo lo que puedan imaginar. Además, cuenta con un multiverso compartido. Gr

acias a éste, los usuarios se conectarán fácilmente con otros mundos. Así, podrán asistir a conciertos, abrir parques temáticos, visitar museos, etc. Este proyecto es realmente único, ya que permite a la gente no sólo crear o explorar, sino también compartir, operar y comerciar, todo en una sola plataforma. RobotEra unirá a numerosas comunidades de NFT. Los titulares de los tokens disfrutarán de grandes beneficios y podrán intercambiar o vender sus NFT en cualquier momento.

El equipo de RobotEra quiere ofrecer a sus usuarios un metaverso colorido. La plataforma cuenta con una interfaz atractiva y un sistema de navegación sencillo. Los jugadores tendrán la oportunidad de participar en la creación del mundo y construir edificios o crear varios NFT. Naturalmente, los gráficos deben ser llamativos para que el proceso sea agradable. El planeta RobotEra se convertirá en una obra de arte.

Además, los jugadores podrán utilizar el editor para crear robots o terrenos. Tras finalizar estas tareas, tendrán la oportunidad de explorar espacios especiales y encontrar recompensas. La plataforma también ofrecerá retos de búsqueda en la Ciudad Central y premiará a los ganadores.

 

¿Cuáles son las otras ofertas de la plataforma? 

RobotEra tiene en cuenta las ambiciones de cada cliente. Si las misiones no son de tu agrado y prefieres otras actividades, también las encontrarás aquí. Por ejemplo, los artistas podrán presentar obras originales para exponerlas en museos, mientras que los músicos podrán participar en conciertos. En definitiva, todo tipo de personas encontrará su hueco en esta plataforma y formará parte de un ecosistema interactivo. Los jugadores pueden invitar a otros usuarios de diferentes comunidades y disfrutar del parque temático con ellos.

El objetivo de la empresa es proporcionar a los jugadores una potente plataforma de metaverso multidimensional. Ésta integrará la creación, el entretenimiento, la exploración, la gestión y la interacción. Además, esta plataforma y sus usuarios se beneficiarán de criptomonedas y activos digitales.

RobotEra ofrece una experiencia de juego inmersiva. Aquí no importa la edad, el sexo, la clase social o la ocupación de los jugadores. Todos pueden participar y construir su propio mundo, donde crearán y gestionarán sus activos como mejor les parezca. Además, la empresa ofrece la posibilidad de obtener importantes ingresos. Según el equipo, las ganancias de los jugadores podrían incluso convertirse en la principal fuente de ingresos de su familia.

 

¿Qué pasa con la ficha TARO?

TARO es el token de utilidad nativo de RobotEra. La empresa tiene previsto lanzarlo en un futuro próximo. El suministro total de tokens es de 1.800.000.000, pero sólo un porcentaje estará disponible para su compra durante la venta de la ICO.

La empresa no tiene un sistema oficial centralizado ni un liderazgo. La comunidad de RobotEra gobernará la plataforma y tomará todas las decisiones importantes. Todos los usuarios podrán proponer ideas o decidir la estrategia de implementación de su facción. Además, podrán decidir cómo utilizar los tokens guardados en sus tesorerías. El equipo afirmó que los jugadores que quieran contribuir al proyecto pueden solicitar las recompensas de Taro. A cambio de sus ideas, recibirán importantes sumas que supondrán un buen ingreso.

Además, los jugadores que deseen participar en la gobernanza y convertirse en gestores de la plataforma deberán adquirir primero tokens TARO. Una vez depositados los tokens en sus carteras, podrán participar en las votaciones. Sin embargo, la comunidad decidirá quién se convertirá en gestor de su respectiva facción a través de unas elecciones transparentes y justas. Los ganadores tendrán derecho a decidir cómo se desarrolla su facción. Sin embargo, si su política no cuenta con la aprobación de la gran mayoría de los usuarios, los gestores también podrán perder su estatus.

Todos los jugadores que tengan activos de RobotEra construirán juntos el planeta Taro, y su contribución cuenta. El Taro reconstruido será una de las estrellas más brillantes del espacio. Si bien el juego es atractivo, la otra gran ventaja de la plataforma es su función «jugar para ganar».

Los usuarios podrán cultivar árboles sagrados, vender NFT, hacer publicidad o apostar fichas. A través de estas y otras actividades, obtendrán unos ingresos considerables. Cuando los usuarios disfrutan de la diversión del juego, contribuyen a la reconstrucción del mundo de Taro. Por tanto, es justo que los jugadores reciban beneficios tangibles.

 

¿Qué pasa con la jugabilidad de RobotEra? 

 

¿Qué pasa con la jugabilidad de RobotEra? 

La historia del planeta Taro es muy interesante. Este planeta es una mota en una vasta galaxia alfa, pero es un mundo asombrosamente bello. Por desgracia, acaba de experimentar un cataclismo. Los robots originales y los aborígenes perecieron en una guerra entre ambos bandos. Tras las devastadoras batallas, un grupo de robots con mentes humanas ha llegado al poder. Sin embargo, se enfrentan a un planeta que está en ruinas. Así, tendrán que utilizar sus habilidades especiales para restaurar su prosperidad pasada. Los robots pretenden crear una civilización y un futuro más brillantes y vivir en paz en él.

El planeta Taro está lleno de vitalidad. Sus habitantes son sabios y discretos. De generación en generación, trabajan para crear una civilización próspera y continuar una hermosa leyenda. Pero los aborígenes nunca imaginarían que los robots que desarrollaron intentarían arrebatar el control a sus creadores. Sin embargo, eso es lo que ocurrió. Los robots se resistieron hasta que finalmente estalló una guerra a gran escala. Los aborígenes perdieron, y los supervivientes humanos eligieron morir con su enemigo en lugar de seguir viviendo en cautividad. Pero las consecuencias fueron espantosas. El planeta Taro se convirtió en un paisaje desolador.

Afortunadamente, el científico humano Prosius activó un programa de «nueva vida» antes de morir. En la explosión final, 10.000 robots de diferentes formas abrieron los ojos. Escondidos en las profundidades del planeta, poseían pensamientos y emociones humanizadas. Ahora tendrán que reconstruir el planeta. Con ellos comienza una nueva era de Taro.

Los robots y otros activos del juego son NFT. Así, los usuarios pueden intercambiarlos, venderlos o comprarlos. Los robots pertenecen a siete bandos diferentes. Y cada uno tiene diferentes ventajas de atributos.

  • Support
  • Platform
  • Spread
  • Trading Instrument
Comments Rating 0 (0 reviews)


También podría gustarte

Leave a Reply

User Review
  • Support
    Sending
  • Platform
    Sending
  • Spread
    Sending
  • Trading Instrument
    Sending