Nixse
0

El precio del oro sube un 0,4%, hasta los 2.342,73 dólares la onza

Vistazo rápido:

  • Rebote de los precios del oro: El oro al contado aumentó un 0,4% hasta los 2.342,73 dólares la onza después de los mínimos recientes, impulsado por las menores expectativas de recortes de tipos.
  • Volatilidad económica: Los futuros del oro estadounidense reflejaron el aumento del oro al contado, recuperándose de un mínimo de dos semanas en medio de señales económicas fluctuantes.
  • Anticipación del informe de inflación: El índice de precios PCE básico, la medida de inflación preferida de la Reserva Federal, se publicará el viernes y puede influir en la política monetaria.

Los precios del oro aumentaron el lunes, recuperándose de un mínimo reciente de dos semanas, mientras los operadores sopesaban la menor probabilidad de recortes de las tasas de interés en Estados Unidos antes de un importante informe de inflación que se publicará más adelante en la semana. Este ligero repunte de los precios del oro, marcado por un aumento del 0,4% en el oro al contado a 2.342,73 dólares la onza a las 05:43 h, subraya la compleja relación del metal con la inflación y las expectativas de tipos de interés.

Las modestas ganancias del oro en medio de señales económicas inciertas

La recuperación del oro al contado a 2.342,73 dólares la onza, después de caer el viernes a su nivel más bajo desde el 9 de mayo a 2.325,19 dólares, pone de relieve la volatilidad impulsada por las señales económicas fluctuantes. Los futuros del oro estadounidense reflejaron esta tendencia, subiendo un 0,4% hasta los 2.343,60 dólares la onza. Esto sigue a un período tumultuoso en el que los precios del oro alcanzaron un máximo histórico de 2.449,89 dólares a principios de la semana pasada antes de perder más de 100 dólares.

La publicación prevista del índice de precios de gastos de consumo personal (PCE) básico, la medida de inflación preferida de la Reserva Federal de EE.UU., está prevista para el viernes. Este informe es crucial ya que aclarará aún más las tendencias de la inflación y potencialmente influirá en las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal.

Cobertura de inflación versus costo de oportunidad

El oro se considera tradicionalmente una protección contra la inflación, pero su atractivo puede disminuir con el aumento de las tasas de interés. Las tasas más altas aumentan el costo de oportunidad de mantener activos no rentables como el oro. Esta dinámica ha sido particularmente evidente cuando los operadores han tenido que reevaluar sus posiciones. Según Simpson, de City Index, «con los dedos alcistas quemados en los máximos y obligando a algunos a liquidar y a otros a pasarse al bando bajista, dudo que veamos pronto un nuevo máximo con la Reserva Federal manteniendo su estrategia de ‘mayor precio’. narrativa más larga con las tasas de interés».

Las actas de la reciente reunión de la Reserva Federal revelaron que alcanzar el objetivo de inflación del 2% podría llevar más tiempo de lo esperado inicialmente. Esta revelación ha moderado las expectativas de los operadores, con apuestas que indican un creciente escepticismo de que la Fed bajará las tasas más de una vez en 2024. Actualmente, la herramienta CME FedWatch muestra un 62% de posibilidades de un recorte de tasas para noviembre, lo que refleja la postura cautelosa del mercado. Participantes.

Perspectivas técnicas y sentimiento del mercado

Desde una perspectiva técnica, el oro enfrenta importantes niveles de resistencia que podrían moldear su trayectoria a corto plazo. El analista Wang Tao sugiere que el oro al contado podría probar una resistencia de 2.352 dólares la onza. Una ruptura por encima de este nivel podría allanar el camino hacia los 2.363 dólares por onza, ofreciendo una posible ventaja para los traders.

Sin embargo, el sentimiento del mercado sigue siendo mixto. Las esperanzas fluctuantes de recortes en las tasas de interés y el enfoque cauteloso de la Reserva Federal han creado un ambiente complejo para el oro. Los inversores están siguiendo de cerca el próximo informe PCE para detectar cualquier indicio que pueda influir en la postura de la Reserva Federal sobre las tasas de interés. Hasta entonces, los precios del oro probablemente seguirán siendo sensibles a la publicación de datos económicos y a las comunicaciones de los bancos centrales.

Las modestas ganancias del oro el lunes reflejan un mercado que lucha con la interacción entre las expectativas de inflación y las trayectorias de las tasas de interés. Mientras los operadores navegan por estas aguas inciertas, el desempeño del metal precioso dependerá de indicadores económicos clave y de las respuestas políticas de la Reserva Federal.



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.