Nixse
0

El oro se mantiene estable en 2.357,65 dólares en medio de la anticipación del IPC de EE.UU.

Vistazo rápido:

  • Precios del oro estables: en medio de los esperados datos de inflación de EE. UU., el oro al contado se mantiene en 2.357,65 dólares la onza;
  • Aumento del cobre: ​​los precios alcanzaron máximos de dos años, impulsados ​​por las expectativas de estímulo chino;
  • Impacto de los datos del IPC: crucial para futuras decisiones sobre tipos de la Fed, ya que influye en el atractivo de inversión del oro.

En la última sesión de negociación, los precios del oro mostraron resistencia y se mantuvieron estables en los mercados asiáticos. Esta estabilidad llega en un momento en que los inversores esperan ansiosamente los datos de inflación al consumidor de Estados Unidos, que podrían influir significativamente en futuras decisiones sobre tipos de interés. El oro al contado se registró en 2.357,65 dólares la onza, y los futuros del oro para junio subieron ligeramente a 2.361,90 dólares, lo que supone un modesto aumento del 0,1%. Los recientes comentarios del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, han debilitado el dólar estadounidense, creando un entorno favorable para el oro. La sugerencia de Powell de que las tasas de interés estadounidenses podrían haber alcanzado su punto máximo tranquilizó a los inversores, lo que provocó la caída del dólar y la estabilidad de los precios del oro.

Tendencias globales de demanda y precios de metales industriales

Si bien el oro mantiene su estabilidad, los metales industriales como el cobre han alcanzado máximos de más de dos años. El aumento de los precios del cobre, ahora impulsado por las perspectivas duales de un ajuste de la oferta y un estímulo fiscal anticipado en China, muestra una perspectiva de demanda sólida en el principal país importador. Estos factores ayudan a mitigar las preocupaciones sobre una posible lentitud de la demanda mundial. El estímulo chino previsto es particularmente significativo, ya que podría conducir a una mayor actividad industrial y, en consecuencia, a una mayor demanda de cobre y otros metales básicos. Este escenario presenta una perspectiva optimista para los precios de los metales en el corto plazo, alineándose con las expansiones económicas estratégicas de China.

Anticipación de los datos del IPC: implicaciones para la inflación y las tasas de interés

Los mercados financieros están actualmente preparados para la publicación de los datos del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de EE.UU. correspondientes a abril. Esta anticipación se produce después de un informe del índice de precios al productor (IPP) que fue más alto de lo esperado, lo que ha aumentado las preocupaciones sobre las presiones inflacionarias en curso. Un IPC «caliente» podría profundizar estas preocupaciones, indicando que la inflación no se está desacelerando como se esperaba. Un escenario así probablemente impediría que la Reserva Federal reduzca pronto las tasas de interés. Jerome Powell recientemente alivió algunas preocupaciones sobre el aumento de las tasas al afirmar que la política monetaria actual es lo suficientemente dura como para combatir la inflación. Sin embargo, también advirtió que la Reserva Federal necesita más pruebas de que la inflación se acerca a su objetivo anual del 2% antes de considerar bajar las tasas.

Los próximos datos del IPC son cruciales ya que influirán significativamente en las perspectivas políticas de la Reserva Federal. Las altas tasas de interés aumentan el costo de oportunidad de mantener activos no rentables como el oro, reduciendo potencialmente su atractivo. Sin embargo, si persisten las preocupaciones sobre la inflación, el oro aún podría ser respaldado como cobertura tradicional contra la inflación. Además, otros metales preciosos, como el platino y la plata, han ganado valor, beneficiándose de un dólar más débil. Tanto los futuros de platino como de plata han experimentado ligeros aumentos de precios.

La dinámica entre los datos de inflación, las políticas de la Reserva Federal y los estímulos fiscales en las principales economías como China seguirán siendo factores clave que impulsan los precios de los metales. En consecuencia, los inversores y analistas de mercado seguirán de cerca esta evolución. Estos acontecimientos tienen implicaciones importantes para la economía global y las estrategias de inversión en el mercado de metales.



También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.